El arte de complicar innecesariamente

Por Mario Bunge
Para La Nación
 MONTREAL.- Juzo Itami, el gran cineasta japonés, declaró una vez: "Yo no quiero hacer films difíciles. Quiero hacer films interesantes sobre asuntos difíciles". Lo logró tan bien que la mafia se vengó de su sensacional película "El gentil arte de la extorsión japonesa": lo tajeó hasta desfigurarlo.

Hay textos difíciles de entender porque tratan de asuntos complicados. Este es el caso de la matemática superior, de la física teórica y de la biología molecular. Sin embargo, aun en este caso hay mentes claras capaces de exponer algunas ideas esenciales de manera relativamente sencilla. Ejemplos clásicos son los diálogos de Galileo, los Nuevos Ensayos de Leibniz, las Cartas a una princesa , de Leonhard Euler, los escritos populares de Henri Poincaré, y La física, aventura del pensamiento , de Einstein e Infeld. Otro, injustamente olvidado, es la Introducción a la matemática superior , del matemático hispano-argentino Julio Rey Pastor.

Pero no nos hagamos ilusiones: es muy poca la ciencia divulgable. Por ejemplo, se puede decir que un haz luminoso está compuesto de fotones o unidades luminosas, que en algunos aspectos parecen bolitas, y que ejercen presión al incidir sobre un espejo. Pero en otros aspectos los fotones también parecen ondas. Por ejemplo, se difractan al pasar por ranuras. Más aún, cuanto más resalta su aspecto ondulatorio, tanto más se esfuma su aspecto corpuscular. No debería extrañar, pues, que la teoría de los fotones, que figura entre las cosas más simples del mundo, sea matemáticamente tan complicada que no pueda traducirse en palabras.

La ciencia es complicada porque la realidad es compleja. Esto ya lo sabía Alfonso X el Sabio, quien hace siete siglos declaró que, si el Señor le hubiese consultado antes de emprender la Creación, él le habría recomendado algo más sencillo. Y eso que el ilustrado monarca y los demás europeos de su tiempo ignoraban casi todo lo que habían descubierto e inventado los antiguos griegos. ¿Cómo habría reaccionado ese gran protector del saber si le hubieran mostrado un cálculo cuántico, o la secuencia de un gen, o la matriz insumo-producto de una economía? En cambio, la complicación de algunos textos es artificial: no se debe a la complejidad o profundidad del asunto, sino a la oscuridad o confusión del autor. Ejemplo tomado al azar de "La crisis de las ciencias europeas", de Edmund Husserl, el fundador de la fenomenología y maestro de Heidegger: "Como ego primigenio, yo constituyo mi horizonte de otros trascendentales como cosujetos dentro de la intersubjetividad trascendental que constituye el mundo".

Por si quedara duda, Husserl aclara dos páginas después: "el "yo" inmediato, que ya perdura en la esfera primordial perdurable, constituye en sí mismo a otro como otro. La auto-temporalización mediante la depresentación, por decirlo así (a través del recuerdo), tiene su análogo en mi autoenajenación (empatía) como una depresentación en un nivel superior -depresentación de mi presencia primigenia meramente presentificada".

Interpretaciones arbitrarias

Lo mismo vale, con mayor razón, para los escritos existencialistas, particularmente los de Heidegger y sus imitadores franceses, de Sartre a Derrida. Todos estos textos se ajustan a la regla: "Cuando no tengas nada que decir, dilo en difícil, y los incautos te tomarán por profundo". En un vano esfuerzo por entender a sus maestros, los discípulos de esos escritores herméticos dirán que "interpretan" el original.

No advierten que toda "interpretación" de un texto oscuro es una nueva redacción. Y que, puesto que no hay reglas explícitas para efectuar tales "interpretaciones", todas ellas son arbitrarias. Dicho en criollo: si el texto original es macaneo, también lo es cada una de sus "interpretaciones".

También hay literatos que escriben en difícil, y se dan el lujo de enojarse porque nadie los lee. No se han enterado de que la mayoría de los lectores de obras de ficción leen para distraerse, entretenerse o descansar después de una jornada de trabajo, o en viaje por motivos de trabajo. A menos, claro está, que se trate de profesores de literatura convencidos de que su tarea no es hacer entender y gustar los clásicos, sino aburrirnos con análisis de minucias que sólo sirven para conseguir ascensos.

A quien se pasa el día resolviendo problemas no le queda energía para ponerse a descrifrar textos enigmáticos al fin del día. Si uno quiere no entender un asunto, le basta abrir una revista científica tomada al azar: en esas páginas (o pantallas) encontrará una complejidad inevitable y por lo tanto honesta. Hay reglas explícitas para interpretar las fórmulas científicas y técnicas, de modo que sus estudiosos pueden entenderlas y entenderse entre sí. ¿Qué cuesta? Es claro. Todo lo que vale cuesta (pero la recíproca es falsa).

La historia del conocimiento, sea científico, técnico o humanístico, es una marcha ascendente de lo sencillo a lo complicado. La solución de un problema interesante suele sugerir nuevos problemas y, además, suele suministrar herramientas para abordar otros problemas. Pero cuando se descubre o inventa una idea profunda, suele unificarse un conjunto de conocimientos que inicialmente se dieron desconectados. Y de este modo el campo de investigación se simplifica en algún aspecto. Fue así como el concepto de átomo unificó la química y el de evolución unificó la biología.

En resumen, la realidad es complicada, pero no hay por qué complicar el discurso sobre ella. A menos que se quiera hacer pasar lo trivial u oscuro por profundo o refinado, imitando al vienés decadente que preguntaba: ¿a qué hacerlo sencillo si se lo puede complicar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: