Estudiando problemas argentinos

Por Mario Bunge

Para La Nación

 

  Yo siempre creí que los consejos profesionales eran corporaciones dedicadas exclusivamente a defender derechos y prerrogativas profesionales. Acabo de enterarme de que, afortunadamente, ello no siempre es así. En efecto, el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Capital Federal ha organizado un Foro para el Estudio de los Problemas Argentinos: el Proyecto Nacional.

 

En tiempos pasados, en los períodos en que funcionaba regularmente las legislaturas nacionales y provinciales, éstas estudiaban los problemas argentinos. Es verdad que el trabajo lo hacían por su cuenta unos pocos congresistas y unas pocas comisiones parlamentarias. Pero se hacían, y esos estudios servían para fundamentar proyectos de ley.

 

También es cierto que la mayoría de estos proyectos naufragaba en el recinto parlamentario a la hora de votar. Pero al menos se conservaba la buena tradición según la cual el Poder Legislativo toma la iniciativa y el Ejecutivo la pone en práctica (o la ahoga en reglamentos bizantinos). Esa tradición se interrumpió en 1930. A partir de entonces la principal corriente iba de la Casa de Gobierno al Parlamento, que se limitaba a poner el sello o a obstruir.

 

Mientras tanto, quienes se ocupaban de problemas nacionales eran algunos economistas de bancos y unos pocos intelectuales. Los demás intelectuales con inquietudes sociales solían limitarse a leer estudios de especialistas de países avanzados. Para peor, los estudios mismos no eran siempre avanzados. Solían ser manifiestos ideológicos con pretensiones teóricas, en particular filosóficas. No enfrentaban los grandes problemas nacionales, como la pobreza, la desindustrialización, la desalfabetización, el autoritarismo y el consumo masivo de basura cultural. Muchos de esos estudios no eran sino Adam Smith, Karl Marx, Milton Friedman o Friedrich von Hayek recalentados.

 

El Foro al que me refiero aspira a ser otra cosa: se propone enfrentar en serio algunos de los problemas auténticos del grave subdesarrollo del país. Incluso se propone esbozar un diseño de proyecto nacional, herejía inaudita en una época en que predomina el mito de que no hace falta planear (a menos, claro está, que el plan salga del Fondo Monetario Internacional).

 

Algunas propuestas

 

Desgraciadamente, no podré asistir al Foro. Pero aprovecho la amable invitación que me ha hecho para sugerir los siguientes puntos de discusión.  

Puesto que la economía es sólo uno de los subsistemas de la sociedad, ¿no convendría incorporar al Foro a otros especialistas en ciencias sociales, como sociólogos, politicólogos, culturólogos e historiadores? Al fin y al cabo, como dijo John Stuart Mill, las soluciones a problemas económicos nunca son puramente económicas. Por ejemplo, si un gobierno se propone reactivar la economía de una región, tendrá que buscar apoyo político a un plan que involucre recursos humanos y financieros.  

Por el momento el Foro no será sino foro, o sea, lugar donde se expondrá y discutirá de viva voz. Aunque las conferencias y mesas redondas son útiles para suscitar la curiosidad e intercambiar opiniones (así como para improvisar), no son sustitutos de la investigación sostenida. Por lo tanto ¿no sería conveniente y acaso posible constituir comisiones permanentes de estudio, cuyos miembros estudien por su cuenta y luego se reúnan en seminarios regulares?  

Dada la importancia creciente del conocimiento técnico en la producción y el comercio, ¿no convendría que una de las comisiones permanentes se dedicara a este tema y, en particular, estudiara el escandaloso estancamiento del país en ciencia y técnica, así como las maneras posibles de remediarlo? ¿Y no sería ésta una buena ocasión para invitar a participar al consejo profesional y a la asociación de ingeniería, así como a la Socie dad Científica y la Academia Nacional de Ciencias?    

Dado que el público está siendo envenenado por el charlatanismo llamado posmoderno, el que proclama que vivimos en una sociedad posindustrial, denigra la razón y la ciencia, niega la posibilidad de alcanzar la verdad objetiva y abraza en cambio la seudociencia y la seudofilosofía, ¿no convendría organizar una comisión permanente, con su seminario, para estudiar este problema y poner al día y difundir las ideas clave de la Ilustración? Alguien tiene que ensartarle banderillas a la industria de la contracultura, ese toro ciego que se está llevando por delante la poca cultura creadora que queda.    

Hace un decenio, Milton Friedman declaró con orgullo que las teorías económicas contemporáneas no son sino vino añejo en botellas nuevas. Puesto que el estancamiento es propio de las ideologías y seudociencias, ¿no convendría dedicar una de las comisiones permanentes del Foro al estudio del anquilosamiento de la teoría económica canónica y las posibilidades de su renovación a la luz de las novedades sociales y científicas ocurridas desde 1870? Y ya que estamos, ¿por qué no agregar el análisis y la renovación de las teorías sociológicas, políticas, culturales e históricas? El agregado es particularmente necesario, porque estas teorías han sido contaminadas por la microeconomía neoclásica, a tal punto que se habla con admiración del imperialismo económico, que está ocupando todo el campo de los estudios sociales.

Finalmente, no habría que pensar el Foro como un acontecimiento aislado, sino como el comienzo de una actividad sostenida a lo largo de toda una generación. Este es el lapso mínimo que requiere el diseño y la puesta en marcha de un proyecto nacional ambicioso, pero realista, que interese y comprometa a la gente de buena voluntad, que es la mayoría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: