Periodismo y filosofía

Aprimera vista, el periodismo nada tiene que ver con la filosofía. A fin de cuentas, mientras el filósofo se especializa en problemas eternos, el periodista es “el obrero del minuto”, como lo llamó el gran periodista español Pepe Ortega Spottorno.

A segunda vista, ambos campos están relacionados bastante estrechamente. Por algo el filósofo español más famoso, José Ortega y Gasset, también fue eximio periodista, maestro y padre de dos distinguidos periodistas, el Pepe que acabo de mencionar y su hermana Soledad.

Se dirá que el caso Ortega es excepcional. Lo es, pero no tanto, porque todos los profesores de filosofía hacemos periodismo cada vez que informamos sobre filosofías ajenas. Solamente quienes conciben ideas filosóficas nuevas hacen filosofía antes que periodismo filosófico.

Aun admitiendo que quien enseña filosofía hace periodismo especializado, no puede decirse que los periodistas hagan filosofía. Esta segunda aserción requiere pruebas. En lo que sigue intentaré suministrarlas. En efecto, trataré de mostrar que, aunque no lo advierta, todo periodista asume o traiciona ciertos compromisos filosóficos.

En particular, el periodista moderno admite tácitamente una visión moderna del mundo, así como la existencia de la verdad y la vigencia de normas morales. Admite todo esto aun cuando lo traicione cuando acata las órdenes de un patrón venal, servil o tiránico.

Empecemos por la visión del mundo. El buen periodista no informa que han aterrizado extraterrestres a bordo de un plato volador ni que una hechicera cura el cáncer. A lo sumo, informa que un granjero de Kansas asegura haber avistado un Ovni o que una curandera promete curar el cáncer con sortilegios.

El periodista, como el historiador, se limita a contar objetivamente lo que ocurrió en realidad y deja que el lector crea o descrea lo que afirman los personajes aludidos. Por ejemplo, no escribe “Nuestras tropas libertaron el territorio T”, sino “Nuestras tropas ocuparon el territorio T”. Tampoco escribe “El partido P defiende la democracia” sino “Los voceros del partido P afirman defender la democracia”. Ni escribe que X delinquió, sino que X fue acusado de delinquir.

 

Actitud realista y escéptica

El buen periodista adopta, pues, una actitud neutral y sobria, tan realista como escéptica. Lo hace incluso cuando, en lugar de informar, escribe editoriales con la aspiración de formar o reformar.

Esta actitud objetiva contrasta con el constructivismo-relativismo que propagan los llamados posmodernos. Según ellos, no habría hechos objetivos sino solamente construcciones sociales, o sea, inventos compartidos. Por ejemplo, no habría locos, sino psiquiatras y hospicios empecinados en reprimir y explotar a excéntricos indefensos. Por consiguiente, tampoco habría verdades objetivas, excepto la afirmación: “La verdad no existe”.

El periodista no acepta semejantes sofismas. Sabe que su tarea es decir la verdad; o bien, si depende de un patrón mentiroso, ocultarla, para lo cual tiene que empezar por discernir lo verdadero de lo falso, el hecho de la ficción y la crónica de la opinión.

Si el periodista miente, viola el código moral que rige su profesión. Y si insiste en decir verdades que no le gustan al poderoso, se arriesga. Los conflictos morales de este tipo ocurren a diario, pero rara vez salen a luz. Un caso reciente, que tuvo enorme repercusión política, es el de la BBC de Londres, la empresa periodística más vista y escuchada del mundo.

Como se recordará, esta empresa estatal autónoma informó que el primer ministro Tony Blair había arrastrado a su país a la guerra con Irak sobre la base de informes falsos acerca de las armas de que dispondría la dictadura iraquí. Las intensas presiones que ejerció el gabinete del primer ministro sobre la BBC no surtieron efecto. Y el público británico desconfió más del primer ministro que de la BBC. En efecto, la cota de popularidad del primero bajó catastróficamente, en tanto que aumentó el prestigio de la BBC.

Ese público sabía que la ética periodística es mucho más rigurosa que la ética política. No en vano el periodismo no ha producido un Nicolás Maquiavelo. Los grandes magnates del periodismo amarillo, tales como el legendario William Randolph Hearst, mentían y obligaban a sus escribas a mentir, pero no escribían obras maestras tales como El príncipe (Hearst fue inmortalizado por Orson Wells en la película clásica El ciudadano Kane).

El célebre lingüista norteamericano Noam Chomsky ha estado fustigando a la prensa de su país, acusándola de fabricar la opinión pública a base de ocultar crímenes políticos diversos. Sin duda, algunas de sus denuncias son verdaderas. Pero ¿cuál es su principal fuente de información, sino la misma prensa que ataca? Esa es la prensa que informó sobre los escándalos de Watergate (Nixon), Irán-Contra (Ronald Reagan), las estafas multimillonarias de los empresarios amigos del presidente George W. Bush y mucho más.

Esa es también la prensa que informó recientemente que el libre comercio internacional favorece a las grandes empresas agropecuarias norteamericanas y europeas, las que gozan de enormes subsidios estatales, lo que les permite vender granos, algodón y otros productos a menos del costo de producción, con lo que están arruinando a los agricultores del Tercer Mundo. Todo eso fue publicado por The New York Times, The Washington Post, Le Monde, The Independent, y Der Spiegel antes que en el diario cubano Gramma. Por manso que sea, el periodismo norteamericano no es mendaz. Por ejemplo, nunca afirmó que el presidente Bush (h) fue pescado leyendo un libro o promoviendo legislación favorable a los pobres.

Siempre ha habido prensa venal o servil, particularmente la que controlan partidos o gobiernos. También es cierto que hay prensa patriotera, que se autocensura para no restar autoridad a su gobierno en tiempos de guerra o de agitación social. Pero dondequiera que haya libertad de prensa, la noticia interesante es mercancía que el público está dispuesto a pagar. En cambio, allí donde la noticia no es sino instrumento de poder político o económico, no se difunde a menos que favorezca a los mandalluvias.

 

¿Y dónde está la filosofía?

¿Dónde está la filosofía en todo eso? En todo eso. Está en la estricta distinción, inherente al realismo gnoseológico, entre hecho y ficción, entre verdad y falsedad y entre noticia y opinión. También está en la negativa tácita, característica del naturalismo filosófico, a atribuir hechos a poderes sobrenaturales y el conocimiento de hechos a facultades paranormales. Y la filosofía está en el respeto a la verdad, que forma parte del código ético profesional del periodista.

Quien se compromete a buscar y difundir la verdad asume un compromiso filosófico. Recordemos que Aristóteles, Spinoza, Kant, Russell y otros filósofos instaron a decir la verdad. Y recordemos también que, en cambio, Platón defendió el uso de la “noble mentira”; que Nietzsche exclamó “¡Hágase la vida y perezca la verdad!”; que los utilitaristas y los pragmatistas pretendieron reducir la verdad a la utilidad; y que los llamados posmodernos afirman que todas las creencias son interesadas y locales, en particular tribales.

El periodista honesto, al buscar y publicar verdades, rechaza tácitamente estos sofismas. En esto se parece más al filósofo auténtico que a ciertos filosofantes de moda. Y cuando arriesga su vida buscando la verdad, como ocurre con el corresponsal de guerra y el investigador de organizaciones criminales, es un héroe.

En resumen, el buen periodista, como el buen científico, hace buena filosofía sin proponérselo. No la explica ni predica, pero la vive. Y sirve al público en la medida en que la vive.

Por Mario Bunge

16 comentarios to “Periodismo y filosofía”

  1. Fernando G. Toledo Says:

    Día a día intento parecerme lo más posible al retrato de periodista que traza Mario Bunge. Espero haber conseguido un buen perfil y no una caricatura.
    Me quedo con el final del texto, o con la reflexión que me despertó: junto a los cursos de redacción y de especialización, todo periodista debería recibir un buen curso de gnoseología y epistemología, pero dictado a la manera fluida, clara y concisa de Bunge.

  2. antonio Z G Says:

    a raiz de lo leigo puedo colegir que es de vital importancia que la labor periodistica recaiga en manos mentes y voces de personas con una absoluta conviccion de servicio y lealtad ,no en vano , michael kunczik profesor del instituto de comunicaciones de la universidad johannes gutemberg de Mainz dice, el periodismo (mass media) pueden hacer entendibles los contextos politicos,o los puedenc ofuscar,obtaculizando el discernimiento.
    la gente razona en base a lo leido escuchado por los medios ,somos el punto referencial no lo olviden

  3. Mariola Tàrrega Moltó Says:

    Hola, soy una estudiante de Periodismo y Filosofía en la Universidad de Valencia. Como tal, estoy completamente de acuerdo en que existe una relación entre el periodismo y la filosofía, pero yo creo que esta relación se explicita más en otros campos. Desde mi punto de vista, la relación entre la filosofía y el periodismo se encuentra en las teorías sobre comunicación que hunden sus raíces en un pensamiento filosófico muy profundo y que , a fin de cuentas, estas teorías son las que proporcionan la base para el funcionamiento y la crítica de los medios de comunicación. Por otro lado, como me enseñaron el primer dia de carrera en Periodismo, la “denominada” verdad objetiva no existe, tanto los periodistas como los filósofos nos dedicamos a ofrecer visiones sobre una realidad que construimos a partir de nuestros valores.
    Aún así, doy gracias a Mario Bunge por defender una visión más filosófica del periodismo.

    • javier Says:

      hola, soy un estudiante de un profesorado, quisera saver si me podrias vrinsar informacion acerca de diferencia entre periodismo y filosofia… dsde lla muchas gracias.

  4. Rogan Says:

    Buenas Mariola;

    Te agradecería que nos informaras de los filósofos que se exponen en la carrera de Periodismo como más relevantes para la labor periodística. Si recuerdas algún libro especialmente destacado por su pertinencia tanto mejor.

    Saludos

  5. Fermín Huerta Says:

    Nada mas alejado del pensamiento bungiano que la frase con la que terminas tu texto:
    “Por otro lado, como me enseñaron el primer día de carrera en Periodismo, la “denominada” verdad objetiva no existe, tanto los periodistas como los filósofos nos dedicamos a ofrecer visiones sobre una realidad que construimos a partir de nuestros valores.”
    Y para demostrar estos solo tienes que leer el articulo de Bunge bajo el que estamos escribiendo.
    ¿Cómo se puede empezar una carrera con semejante premisa dicha el primer día?, ¿son acaso los contenidos periodísticos un genero literario mas como la ciencia-ficción o las novelas de aventuras, en donde lo de menos es que lo relatado sea cierto?
    Reflexiona.

  6. Rogan Says:

    Buenas

    Prueba

    Saludos

  7. Rogan Says:

    Me dice que este ya enviado, aver así

    Buenas Fermín;

    Mi entorno está compuesto de gente de ciencias. Me he topado con gente que alababa a los postmodernos. He leído una y otra vez las críticas que les hace Bunge. Pero seguramente por mi entorno, me da la sensación que es una postura snob de culturetas, al igual que la pasión por el arte moderno y la religiosidad de la mayoría de la gente inteligente. Que lo defienden por su entorno chic o conservador, pero que no se lo toman en serio. Vamos, que me parece que Bunge ataca fachadas y no mentes.

  8. Rogan Says:

    Lo completo con el segundo trozo:

    Por ello me interesó la postura de Mariola. Parece que lo dice en serio. ¿Sabes de algún blog, web o libro no directamente dedicado a la filosofía o a la sociología del conocimiento, que tenga cierta credibilidad a nivel social y que se guíe por una filosofía relativista con sinceridad para abordar los problemas?

    Saludos.

  9. Rogan Says:

    P.D. Estoy escaso de tiempo pero estoy perfilando mis ideas sobre el materialismo. Gracias por las respuestas que me disteis.

  10. Fermín Huerta Says:

    Rogan:
    Las criticas de Bunge a los postmodernos yo las enmarco en una labor del autor por analizar y criticar determinadas concepciones filosóficas consideradas erróneas por el, si eso te parece snob a mi no, a mi me parece una labor muy necesaria y mas después de leer el comentario de Mariona y todo lo que conlleva de peligro de que jóvenes estudiantes sean arrastrados por filosofías en muchos casos absurdas, disparatadas, acientíficas, etc.
    Por eso son tan necesarias paginas como esta que aportan su grano de arena en presentar un autor serio que merece la pena leer y divulgar.
    O sea que ni fachadas ni mentes, en todo caso contenidos de esas mentes.
    Sobre lo de la filosofía relativista, en eso no te puedo ayudar, pero seguro que no es nada que se resista a la búsqueda avanzada del Google.
    Saludos

  11. Rogan Says:

    Buenas Fermín;

    Siento el malentendido. Será por los signos de puntuación. Lo que estaba intentando expresar era que el postmodernismo me parece una postura snob, no una filosofía sincera. Por eso es mi curisidad por saber si de verdad hay pensadores serios que lo defienden. En el Google sólo encuentro críticas o epígonos, por ello era la pregunta.

    Saludos

  12. Gabriel TR Says:

    Ante todo es necesario que el mundo sepa la labor de un buen periodista, tanto como lo que es, cómo lo que representa dentro de la sociedad. Nuestra acción está encaminada a guiar y aconsejar al pueblo.

  13. Andrea Says:

    EXCELENTE!!

  14. Ramiro Saca Says:

    la filosofia, y el periodismo estan estrechamente relacionados el periodista que no piensa antes de actuar no es periodista y de eso se trata hacer periodismo estar en un constante cambio en una constante capacitacion mental listo para imaginar filosofar imaginar , porque los que estamos al frente de un microfono o los que escriben en periodicos estamos llamados a cambiar y mejorar nuestra realidad.

  15. silviapedrajo Says:

    Reblogueó esto en teoriadelaempresa123y comentado:
    ñ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: