Filosofía de la psicología – parte 4

6.1. Fenomenismo (caja-negrismo) 

llamamos caja-negrismo a la estrategia de modelar sistemas como cajas vacías que responden únicamente a estímulos del medio (128)

 

la psicología que resulta de la adopción de la estrategia de la caja negra se denomina psicología de estímulo-respuesta (ER) <carece de poder explicativo, no hay leyes de e.r.>. Toda psicología que tome en cuenta estados internos del organismo se denomina psicología de estímulo-organismo-respuesta (E-R-O). Si, además, explica las consecuencias que la respuesta tiene sobre la modalidad en que el animal elabora el input (esto es, si toma en cuenta los bucles de retroalimentación), la psicología puede denominarse de estímulo-organismo-respuesta-retroalimentación (E-O-R-R) (128)

6.2. Ambientalismo o Ecologismo 

el ambientalismo es la tesis según la cual el comportamiento del animal se determina exclusivamente por las circunstancias ambientales (131)   

la salida (output) de todo sistema, vivo o no, es una función tanto de la entrada (input) como del estado interno del animal. (130)

 

el innatismo, en general, está equivocado: la conducta instintiva no es rígida, sino que puede ser alterada por el aprendizaje, y no sólo eso, sino que a menudo se desarrolla con el aprendizaje temprano y aborta a falta de dicho aprendizaje. (132)

 

explicar la conducta, incluso la conducta instintiva, en términos de desarrollo bajo orientación génica y constricciones y estímulos ambientales (132)

 

dado que nuestro cerebro está organizado mayormente por estímulos externos- y, en particular, sociales-, el medio facilita la actualización o expresión de ciertas potencialidades, mientras que inhibe otras. (133)

 

Lashley: la eficacia de un estímulo depende decisivamente de la “preparación” (Einstellung, actitud, disposición) … sólo son activos los estímulos ante los que el animal “ha sido preparado para reaccionar” (134)

 

Hebb: el sujeto humano al que se ha impedido ver, oír incluso escuchar, no es reducido a una existencia vegetativa, sino que continúa experimentando una actividad mental intensa, aunque anormal. (134)

 

La importancia del contexto (marco de referencia), la experiencia, la expectativa. (A E I O U – O 1 2 3 4)

7. Neurobiología 

la psicobiología o biopsicología es el estudio científico de los procesos conductuales y mentales como procesos biológicos … Más precisamente, el supuesto básico de la biopsicología es el de que la conducta de los animales dotados de sistemas nerviosos está controlada por éste último y que su vida mental o subjetiva, en caso de existir, es una colección de procesos neurales. Este supuesto incluye, por tanto, la hipótesis fuerte o emergentista de la identidad, que sostiene que los fenómenos mentales son fenómenos cerebrales. (149)

la vía que va desde la descripción molar hasta la explicación neurofisiológica se denomina a veces estrategia descendente, mientras que la vía inversa, la que va desde los sistemas nerviosos hasta la conducta o hasta la actividad mental, se denomina estrategia ascendente (150)    

7.1. Cerebro y cía. 

Aunque comparativamente pequeño, el cerebro es uno de los mayores consumidores de energía de todo el cuerpo. (151)

 

El tejido nervioso se compone de neuronas y de células gliales, de las que las últimas probablemente trabajan al “servicio” de las primeras. El examen microscópico no consigue mostrar dos neuronas exactamente idénticas. Pero, por supuesto, las neuronas pueden agruparse por semejanza. Si se las agrupa por la forma, se obtienen clases tales como neuronas piramidales, de doble ramillete, en cesta o en candelabro. Una clasificación fisiológica distingue neuronas excitatorias o inhibitorias. La mera existencia de neuronas inhibitorias descalifica los modelos de input-output…una clasificación biopsicológica (o funcional) origina tipos de neuronas con capacidades muy particulares, tales como la detección de diferentes colores o de líneas de distinta inclinación (151/2)

 

El cerebro está compuesto por una cantidad de subsistemas molares anatómicamente diferenciados, tales como el tallo cerebral, el hipotálamo, el tálamo y el córtex. (152)

 

<el> cuadro estático del cerebro es falso: que el estado normal de toda neurona, sea excitatoria, sea inhibitoria, es un estado de actividad. Además, las neuronas pueden activarse espontáneamente; esto quiere decir que pueden producir una respuesta sin que se dé una causa externa. El efecto de la estimulación externa no es el de desencadenar la actividad cerebral, sino el de cambiar su patrón, por ejemplo, mediante la alteración de las conexiones entre neuronas. Tan es así, que estímulos idénticos no causan respuestas idénticas. (152)

 

el dinamismo cerebral no se debe únicamente a la actividad espontánea de las neuronas, sino también a las interacciones entre el cerebro y otros sistemas corporales, tales como el endocrino … el cerebro es distinguible, pero inseparable, de esos sistemas. Actúa sobre el resto del organismo y al mismo tiempo es influido por éste. (154)

 

en resumen, la actividad cerebral sólo puede entenderse si se considera el cerebro como un subsistema propio de un animal inmerso en su medio (154) no hay subsistema corporal autónomo.

 

Hay algo así como la función específica o actividad específica de un órgano (esto es, la que puede cumplir ese órgano y ningún otro, aunque, por cierto, no aisladamente de todos los otros órganos del cuerpo). El cuerpo es un sistema compuesto de muchos subsistemas- entre ellos el cerebro- y cada uno de ellos tiene su(s) función(es) específica(s). (156)

7.2. Plasticidad 

la cantidad de neuronas del cerebro humano 10 (a la catorce)

un sistema de dos neuronas conectadas en paralelo o en serie pueden estar en una infinidad no numerable de estados, puesto que las uniones sinápticas pueden cambiar de manera continua, ya sea espontáneamente, ya bajo acción de los estímulos. (156)

 

cualquier neurona de un sistema nervioso puede entrar en contacto con sus vecinas a través de un millar de uniones sinápticas. El cerebro humano contiene por lo menos 10 (a la quince) sinapsis. A la colección de conexiones de un sistema de neuronas se la denomina su conectividad (156)

 

con respecto a la modificabilidad, se distinguen dos tipos de conectividad neuronal o cableado: duro y blando. Los sistemas neuronales de cableado duro (hard-wired) se suponen genéticamente controlados e impermeables a la experiencia … los sistemas de cableado blando (sofá-wired) se suponen sensibles a la experiencia y, en particular, capaces de aprendizaje a partir de ella. (157)

 

la fuerza de todas la uniones sinápticas cambia en el curso del tiempo (157)

 

en función del tipo de unión sináptica, un estímulo adecuado, como una explosión de impulsos electromagnéticos, provocará un cambio- ya a corto plazo, ya a largo plazo- en la eficacia sináptica. En el primer caso, hablaremos de uniones sinápticas elásticas, mientras que en el segundo, de plásticas. A su vez, una unión sináptica plástica puede ser excitatoria o inhibitoria según que el cambio a largo plazo consista en un fortalecimiento o en un debilitamiento de la conexión. (157)

 

sugerimos que las uniones sinápticas del tipo <inhibitorias> constituyen los mecanismos neurales de habituación o adaptación. (158)

 

reserva(mos) la palabra “aprendizaje” para denotar la capacidad para cumplir nuevas tareas conductuales o mentales, no para eliminar reflejos heredados. En otras palabras, adoptamos la hipótesis de Hebb, según la cual el aprendizaje es un fortalecimiento duradero de las uniones sinápticas. Más brevemente: sólo son capaces de aprendizaje los sistemas celulares fundados en uniones sinápticas del tipo (excitatoria) (159)

 

la plasticidad neural es la capacidad para modificar la fuerza de las uniones sinápticas, ya por cambio de tasa según la cual se liberan neurotransmisores en las hendiduras sinápticas, ya mediante el brote (o la destrucción) de terminaciones sinápticas, ya mediante la prolongación (o poda) de dendritas. La plasticidad funcional es la capacidad para restituir ciertas funciones tras un golpe, una lesión, una intervención quirúrgica o una infección. Y la plasticidad conductual es la capacidad tanto para habituarse como para aprender. (160) 

Una respuesta to “Filosofía de la psicología – parte 4”

  1. A.J Says:

    Excelente, solo invitarte a mi blog: cajonde.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: