BREVE ENCUENTRO CON MARIO BUNGE

Es curioso que la causa de haber podido ver al autor de La Causalidad sea la casualidad. La casualidad de que el miércoles día 8 de noviembre de 2006 mi mujer quisiera consultar una cosa en Internet, sino probablemente me hubiera conectado el sábado por la tarde y ya todo hubiera sido demasiado tarde. La cuestión es que ese miércoles encontré en la página del GRUPOBUNGE un mensaje de Fernando G. Toledo con un enlace a una página donde encontré la noticia de la visita de Mario Bunge, no quiero dejar pasar la oportunidad de recomendar visitar la página de Fernando con la dirección http://razonatea.blogspot.com/ sencillamente por que es fenomenal.

La visita de Bunge se enmarcaba en las Jornadas El progreso científico y sus amenazas, cuyo símbolo era un rinoceronte, que venia a representar a la ciencia, el rinoceronte tiene un cuerno poderoso, que en la ciencia es La Razón, y un cuerpo grande y fuerte que sería el conocimiento científico, pero al igual que el rinoceronte, sino se le cuida estaría en peligro de extinción. Las jornadas estaban organizadas entre otros por Alternativa Racional a las Pseudociencias-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico. Nunca se les agradecerá bastante a los miembros de este grupo la labor que vienen realizando desde hace tantos años. Tuvieron el acierto de nombrar a los dos más grandes, Mario Bunge y Gustavo Bueno, socios de honor. Bunge fue el primero, así lo comunicaba el Boletín nº 6 de su revista La Alternativa Racional en julio de 1987:

“Nos place poder comunicar que la Junta Directiva tomó el pasado 28 de febrero la decisión de nombrar al profesor Mario Bunge Socio de Honor de la asociación Alternativa Racional a las Pseudociencias en atención a sus relevantes méritos científicos, de investigación y culturales, y por su especial apoyo a esta asociación.”

Las jornadas se inauguraban el viernes 10 de noviembre y Bunge daba la conferencia inaugural con el tema El enfoque escéptico de la política (cuyo texto se encuentra en la página del GRUPOBUNGE). Desgraciadamente no pude asistir. Por fortuna el sábado Bunge intervenía en la mesa redonda Derecho al progreso científico, con la ponencia Pseudociencias sociales, a la que si pude asistir.

Las jornadas se celebraban en un pequeña sala de actos muy acogedora, con una capacidad que calculo sería de unas 150 personas, no asistíamos mas de 50 en la sala, esto puede deberse a varias causas, entre ellas la de que había que preinscribirse y pagar, pero para mi la principal causa de la poca asistencia es que desgraciadamente la ciencia, la filosofía y el escepticismo son todavía temas minoritarios entre la población.

Mientras intervenía el último ponente de la primera mesa redonda, el señor Félix Ares de Blas, a las once y media, Bunge entro en la sala. Tenía el mismo aspecto que en las decenas de fotos suyas que se pueden encontrar por Internet, resaltaba su pelo blanco infinitamente bien peinado, sus gafas, camisa azul, corbata con franjas azul y grana,  chaqueta y pantalón gris, el semblante serio como se le suele ver en esas mismas fotos, entró acompañado y se sentó en la primera fila. Lo de la seriedad me preocupaba un poco, primero porque contrastaba con el sentido del humor que demuestra en muchos de sus escritos (define erudito en su Diccionario: quien presenta la oscuridad como si fuera profundidad, cita perogrulladas en una lengua muerta y cita a pie de página las ideas originales de otras personas) y segundo porque tenía la intención de pedirle un autógrafo (aparte de por la admiración que siento por el después de llevar 17 años leyéndole con pasión, para intentar resolver un pequeño misterio que me perseguía desde hace tiempo y que luego explicaré), y claro, no sabía como reaccionaria ante mi demanda. La cuestión es que ocurrió algo que me dio buenas esperanzas, en un momento  de su intervención el señor Arex de Blas contó una serie de anécdotas muy divertidas y Bunge comenzó a reír con total desinhibición, reía como un niño, se le veía feliz, aunque yo estaba casi al final de la sala lo aprecie perfectamente, me sorprendió agradablemente, después de ver tanta foto seria, que riera de esa manera. Cuando concluyó el último ponente, en el turno de preguntas Bunge intervino poniéndose de pie, micrófono en mano, para resaltar la importancia de conocer el método científico y no solo sus resultados. Habló con energía y seguridad.

Concluida la primera mesa redonda había una pausa para tomar café, todos los asistentes salimos de la sala al pasillo colindante. Tome un vaso de zumo y me dispuse a acercarme a Bunge, estaba hablando con un señor cerca de la puerta de entrada de la sala, abrí la carpeta que nos habían entregado al acreditarnos en la secretaría para acceder al acto. Entre otras cosas había las fotocopias del prefacio de A la caza de la realidad: la controversia sobre el realismo, uno de sus últimos libros, traducido al castellano, cogí las fotocopias las puse sobre la carpeta, cogí el bolígrafo que también nos habían dado y sin mas dudas me plante delante de el, cuando me miro le ofrecí el boligrafo y le pregunte:” ¿me lo firma?” , el  dio medio paso hacia mi, cogió el bolígrafo y al ver el texto, comentó a la persona con la que hablaba de que se trataba, volvió a mirar al texto y firmó, yo, nervioso y medio tartamudeando, le dije: “No se si conoce una página en Internet que hemos hecho en su honor, donde pueden encontrarse textos suyos…”, el me miro durante un segundo y contesto: “no frecuento…”. Me devolvió todo, giro un poco y siguió hablando, me retire dos pasos hacia atrás.

En realidad el “hemos” de mi frase sobraba, todo el merito de la página GRUPOBUNGE es de Federico Langer, creador de la misma.

A pesar de la brevedad del encuentro estaba feliz como un tonto, seguramente yo era el mas tonto de cuantos se encontraban en aquella reunión, no se si también el mas feliz.

Durante unos segundos nuestras “funciones de estado” estuvieron en contacto, me hubiera gustado hacerle tantas preguntas, ¿para cuando el Treatise en español?, una de las cuestiones que aparece recurrentemente en estas páginas, por no citar preguntas filosóficas sobre el criterio de verdad, sobre la emergencia, etc. Al cabo de unos segundos Bunge volvió a entrar en la sala de actos y su acompañante se acerco a mi preguntándome la dirección de nuestra página web, después se presentó, me dijo que era Alfons Barceló catedrático de teoría económica en la Universidad de Barcelona, dijo ser un antiguo amigo de Bunge en España, yo le hablé un poco de nuestra página y le comenté que había hecho una bibliografía de Bunge que impresa ocupaba 30 folios, el me dijo que sabia de lo extenso de su obra porque poseía el 80% de la misma. Pensamientos de admiración y envidia recorrieron mi cerebro. Bunge volvió a salir del salón de actos otra vez y el sr. Barceló marchó en su búsqueda.

Al rato se reanudaron los actos con la segunda mesa redonda, Bunge fue presentado por Alfonso López Borgoñoz. Al comenzar Bunge dijo que hablaría de dogmatismo en teoría económica, habló de la teoría de la elección racional en la línea de lo mencionado en libros suyos como Emergencia y convergencia, Las ciencias sociales en discusión o Buscar la filosofía en las ciencias sociales. Criticó a Richard Dawkins. Hizo comentarios curiosos como cuando se atrancaba un poco en su exposición y comentó: “Estoy traduciendo del ingles, por eso a veces me atranco, la información tiene que pasar de una parte del cerebro a otra (señalándose la cabeza con la mano)”.

El acto fue grabado íntegramente si no me equivoco y supongo que terminará en la red, para que todos puedan disfrutar de su intervención. También le hicieron muchas fotos.

Conseguir su firma me sirvió para resolver un pequeño misterio, en 1999 compré en Barcelona en la Feria del libro antiguo y de ocasión el volumen 4 del Treatise on basic philosophy, si no recuerdo mal a un precio irrisorio, unos 3 euros, precio ridículo si se le compara con los precios actuales de venta por Internet, en el libro venía una dedicatoria, ponía: “A Manuel, afectuosamente.” Y una firma ilegible, una página después habían escrito: M. Sadosky. No tenia forma de saber si el libro era un regalo de una tercera persona al sr. Sadosky o del propio Bunge, o si ese Manuel Sadosky era el científico argentino. Con la firma de Bunge en la mano pude comprobar que efectivamente, era la dedicatoria de Bunge dirigida a su mentor de la primera juventud o a alguien de igual nombre. No logro imaginar los avatares que había tenido que pasar aquel libro hasta terminar en mis manos.

A las dos y media de la tarde todo había terminado, cogí un tren de regreso a casa, en el trayecto, un joven músico con un viejo acordeón de teclas amarillentas, desgastadas y algunas rotas, tocaba alegremente las notas de un triste tango.

Por Fermín Huerta

18 comentarios to “BREVE ENCUENTRO CON MARIO BUNGE”

  1. Fernando G. Toledo Says:

    Fermín:
    Me alegra haber sido, de alguna manera, causa de esa casualidad. Envidio no sólo el hecho de que podás haberle hablado a Bunge de frente, sino que hayás escuchado su charla. Y, también, envidio sanamente ese libro autografiado.
    P.D.: Gracias por las recomendaciones a mi página.

  2. Diego Camelo Says:

    Habiendo yo comprado un libro usado, de M. Bunge, en la librería “The Word” en Montreal, localizada a no más de tres cuadras de su oficina, con dedicatoria a un colega, compañero ( y presumiblemente amigo) suyo, conozco la sensación de misterio ( e indignación) que esto produce.

  3. Fermín Huerta Martín Says:

    Amigos:
    Ya podéis ver 147 fotos del evento así como los videos de las jornadas en
    http://www.antares.es/jornadas/galeria.htm
    Saludos.
    27-2-7

  4. Luis Says:

    Hola amigos, los felicito por esta maravillosa página. Soy lector desde hace mucho tiempo de las obras de Mario Bunge, cuyo rigor, precisión, y claridad convierte a la filosofía en una disciplina interesante y enriquecedora.

    Escribo este mensaje en forma crítica y escéptica, no sobre Bunge, pero sí sobre la organización “Alternativa Racional a las Pseudociencias”. Mis razones son las siguientes:

    1)Aclaro que no creo que existan los fenómenos paranormales, o al menos, los considero extremadamente improbables.

    2)Estoy de acuerdo con la crítica a la pseudociencia y a la charlatanería, siempre que esta crítica sea racional, científica, educativa y respetuosa de la lógica y de la dignidad humana (es decir, que no suponga insultos personales a los creyentes o “investigadores” en estas áreas). No tenemos que ser soez ni vulgares para que nuestra crítica sea eficaz.

    3)Como Bunge ha explicado, el escepticismo correcto es el metodológico, es decir, el que se emplea como duda ante las afirmaciones no probadas (no solo sobre lo paranormal, sino en cualquier área). Este es el mismo concepto que aparece en las páginas “escépticas” (aunque no lo aplican)

    Sin embargo, si analizamos críticamente la literatura “escéptica”, nos encontraremos con los siguientes aspectos:

    a)Los “escépticos” de lo paranormal, no dudan de ello sino que niegan su existencia. Luego, por definición, no serían escépticos sino pseudoescépticos (al hacerse pasar por escépticos, cuando no lo son). (No critico que se niegue de lo paranormal, sino que denuncio la impropiedad con la que usan el término escéptico)

    ¿Puedo ser escéptico de la virgen maria, a la misma vez que afirmo categóricamente que existe y que hay que rezarle todos los días? Evidentemente no. Así mismo, ¿puedo ser escéptico de la virgen maría a la misma vez que asevero categóricamente que no existe, y que todo el que crea en ello es un crédulo, un magufo, un irracional? Evidentemente no estoy siendo escéptico, porque no estoy suspendo mi juicio al respecto, sino que afirmo con contundencia su inexistencia. Tengo un juicio ya formado al respecto, no una duda.

    Esta es la razón por la cual, en el diccionario de filosofía, Bunge afirma: “El escepticismo metódico debiera ser la norma de todas las búsquedas racionales: solo se duda cuando existe alguna razón para dudar” (Luego, si no hay razón para dudar, no tendría sentido dudar. Por ejemplo, los científicos no son escépticos de la existencia de los planetas, sino que afirman categóricamente que existen)

    ¿Somos escépticos de que existe internet? No. Por el contrario, estamos convencidos de que existe y lo afirmamos con seguridad. De la misma manera, si asevero que todo lo paranormal es falso, o en lenguaje “escéptico”: que es una memez, una chorrada, una irracionalidad, etc. no estoy dudando, sino aseverando firmemente mi juicio al respecto.

    Repito, me parece válido negar la existencia de lo paranormal (con base por ejemplo a su incompatibilidad con leyes científicas conocidas), pero en ese caso no estaríamos actuando como escépticos de lo paranormal, ya que no dudamos de su existencia, sino que la negamos (basándonos en la ciencia). Es deshonesto hacer pasar nuestro juicio formado en contra de lo paranormal como actitud “escéptica” o de duda.

    b)Los “escépticos” se autocalifican de defensores de la racionalidad, la lógica, la ciencia, etc. pero emplean conductas irracionales. Por ejemplo, califican despectivamente a los creyentes en pseudociencias como “magufos”, “ignorantes”, etc. ¿Cuando se ve en la literatura científica académica semejantes apelativos?

    c)No son autocríticos ni críticos de otros escépticos: Nunca verán a James Randi criticando a Martin Gardner, ni Susan Blackmore criticando a Ray Hyman, ni a éste último criticando a Richard Wiseman, ni a Javier Armentia criticando los trabajos de Ares de Blas. (Esto es muy curioso, ya que es constumbre entre los científicos criticarse entre sí en la búsqueda de la verdad. ¿Por qué lo “escépticos” se comportan de esta manera?) En este punto, se comportan como una cofradía que se protege a sí misma y se apoya mutuamente, y no se cuestiona críticamente su propia conducta (aunque sí la de los demás)

    d)En sus críticas, usan argumentos ad hominem (sea directamente a través de motes como magufos o charlatanes; sea en forma indirecta a través de ironías, burlas, que eufemísiticamente ellos llaman “sentido del humor”)

    Por ejemplo, si algún defensor de lo paranormal hace una crítica objetiva al pseudoescepticismo, el pseudoescéptico inmediatamente responde con algo parecido a esto: “el magufo y creyente en pseudociencias dice que nosotros…” (lo cual supone de entrada una descalificación). Generalmente, a esto le sigue una larga lista de falacias en latin (ya que impresionan más al lector común) que supuesta o realmente cometió el “magufo” en su réplica. Pero el fondo de la cuestión casi nunca se toca. La crítica puede ser correcta, pero el pseudoescéptico solo se queda en las falacias, en la descalificación, y en la defensa a ultranza de su posición, sin ponderar objetivamente la legitimidad de la crítica efectuada por el “magufo”.

    e)Tienen un inexplicable fanatismo por lo paranormal y parapsicológico. En su literatura, no se analizan temas científicos complejos, sino que continuamente se habla de ovnis, fantasmas, duendes, reencarnación, astrología, la Tierra hueca, la curación por la fe, y temas similares. Si estos temas son memeces o irracionalidades, ¿por qué tanto interés por ellos? ¿Por qué malgastar su tiempo, intelecto y esfuerzo en tales asuntos? ¿Por qué esa fijación con este tema? Ellos podrían argumentar que su finalidad es educar al gran público… pero de ser así, ¿por qué califican al que cree en tales cosas, que son precisamente el gran público, como crédulos, magufos, estúpidos, irracionales, ignorantes, etc? Es como si yo quisiera educar a mi hijo llamándole imbécil, retrasado mental, infeliz, bestia… (en este caso, no solo estaría demostrando mi mala educación y mi talante soez y vulgar, sino mi incapacidad de razonar lógica y rigurosamente sin ofender personalmente a mi destinatario)

    f)Los pseudoescépticos, en general, no hacen experimentos sobre lo paranormal, en otras palabras, no investigan sobre estos temas. Esto es consistente con su fuerte creencia pseudoescéptica de que lo paranormal es una memez, una estupidez, una idiotez. Pero no es consistente con la actitud escéptica real (ver más abajo el ejemplo de Carl Sagan)

    La “investigación” pseudoescéptica consiste únicamente en leer lo que hacen los partidarios de lo paranormal, y criticarlo (acusándolo de fraude, aunque no presenten pruebas; o señalando errores metodológicos, muchas veces falsos).

    Sin embargo, un verdadero buscador de la verdad, un escéptico crítico real de mente abierta, estaría dispuesto a realizar experimentaciones científicas en asuntos paranormales. Un ejemplo de ello es Carl Sagan (quien era realmente escéptico de lo paranormal, aunque no pseudoescéptico), quien en su libro “Cerebro de Broca” sugirió el siguiente experimento (que cualquiera puede hacer) para probar la existencia de la proyección astral: ” Se le pide a un amigo que, en nuestra ausencia, coloque un libro en algún elevado e inaccesible estante de la librería, de modo que no sea posible ver su título. Si creemos experimentar una experiencia proyectiva, flotemos hasta la parte alta de la habitación y entonces podremos leer el título del libro en cuestión. Cuando nuestro cuerpo vuelva al estado normal de vigilia y podamos indicar correctamente lo leído, tendremos una prueba fehaciente de la realidad física de la proyección astral. Desde luego, no debe existir ningún otro posible medio de conocer el título del libro, como por ejemplo entrar solapadamente en la habitación cuando nadie nos observe o recabar información de nuestro amigo o cualquier otra persona enterada del asunto. Para evitar esta última posibilidad, el experimento debe realizarse “doblemente a ciegas”, es decir, que la selección y ubicación del libro debe hacerla alguien a quien no conozcamos y que a su vez no nos conozca en absoluto, y ésta será precisamente la persona encargada de juzgar si nuestra respuesta es correcta.” (Cerebro de Broca, p.p. 35 y 36)

    Sagan agrega que, hasta donde él tiene conocimiento, nadie a obtenido una evidencia positiva usando un experimento como este.

    Pero adviértase que Sagan señala que, en caso de ser positivo el experimento, “tendremos una prueba fehaciente de la realidad física de la proyección astral”. En otras palabras, Sagan está dispuesto a aceptar el fenómeno si la experimentación lo prueba como cierto. No niega dogmáticamente la posiblidad de su existencia a priori (aunque él pudo pensar que tal fenómeno no era probable) Y no mete sus prejuicios y creencias personales como argumento para rechazar o tergiversar la evidencia (en caso de que ésta se obtuviera). Por el contrario, PROPONE un experimento que nos permite salir de dudas (para el escéptico real, que duda del tema)

    Pongo esta referencia, como criterio de distinción entre el verdadero escéptico ( que ama y busca la verdad, así sea contraria a sus prejuicios más íntimos, y está dispuesto a aceptar la evidencia en caso de que exista) del pseudoescéptico, que niega con violencia todo lo que sea paranormal y hace juicios negativos a priori (aunque llamándose al mismo tiempo “escéptico”).

    Después de haber tratado con pseudoescépticos por más de 10 años, de conocer a fondo su literatura y sus actitudes, puedo recomendarle a todo lector lo siguiente:

    1)Familiarizarse con el pensamiento crítico.

    2)Aplicar lo aprendido sobre pensamiento crítico contra los propios escépticos. Es decir, evaluar críticamente la literatura “escéptica”, especialmente buscando la presencia de falacias, las premisas tácitas, las contradicciones, el tipo de lenguaje que usan, la forma de responder a las críticas, etc. En otras palabras, ser escéptico de los “escépticos” (Este punto es el más importante. En mi experiencia, quienes hacen estos sistemáticamente, dejan progresivamente de ser pseudoescépticos, y se transforman en verdaderos pensadores críticos)

    3)Buscar literatura y páginas web donde se critique el falso escepticismo, y evaluar objetivamente la pertinencia y legitimidad de tales críticas (más abajo pongo algunos links de interés)

    4)Aplicar el pensamiento crítico a todas las actividades, no solo a lo paranormal. (No caer en la trampa pseudoescéptica de creer que pensamiento crítico es sinónimo de crítica a lo paranormal. En realidad, la crítica a lo paranormal es UNA de las muchas aplicaciones del pensamiento crítico)

    5)No dejarse intimidar por la fraseología ad hominem pseudoescéptica (especialmente, por las acusaciones de magufo, charlatán, pseudocientífico, crédulo, etc.) Tener el valor de formarse sus propias opiniones, en base al exámen crítico de todos los temas y de toda literatura (incluyendo la pseudoescéptica)

    El fenómeno del pseudoescepticismo ha sido estudiado en profundidad, aunque en español no se encuentran muchas referencias al respecto. Sin embargo, puedo referir algunas páginas donde se puede profundizar más si el lector lo desea .

    Sobre los pseudoescépticos:
    http://ojo-critico.blogspot.com/2006/06/luis-alfonso-gamez-arp-y-el-fraude-de.html

    Otro link complementario del anterior:
    http://www.fraudesparanormales.com/index.php?option=com_content&task=view&id=430&Itemid=45

    Lo que el escepticismo debería (y no debería) ser:
    http://www.fraudesparanormales.com/index.php?option=com_content&task=view&id=76&Itemid=45

    En inglés:
    http://en.wikipedia.org/wiki/Pseudoskepticism

    Síntomas del escepticismo patológico (inglés):
    http://amasci.com/pathsk2.txt

    También, la extensa respuesta del Dr.Gary Schwartz a la recensión que hizo Ray Hyman de su investigación con “médiums” es bastante pertinente y elocuente, no porque el Dr.Schwartz tenga razón en su trabajo (no creo que su trabajo pruebe necesariamente la mediumnidad ni lo paranormal), sino porque se demuestra la sutil, habilidosa manipulación pseudoescéptica de Ray Hyman en su recensión:
    http://www.enformy.com/Gary-reHymanReview.htm

    Por último, una controversia sobre el “efecto de marte” desenmascaró algunas actitudes de los pseudoescépticos norteamericanos. (La importancia de este link, no es si el “efecto de marte” existe o no, algo que no creo, sino las actitudes pseudoescépticas que se manifestaron allí y que son pertinentes para ilustrar mi punto):
    http://www.discord.org/~lippard/kammann.html

    Saludos y felicitaciones nuevamente por esta excelente página!

  5. Fermín Huerta Says:

    Luis:

    Sigo el orden de los puntos de tu intervención, en la medida de lo posible te responderé con textos de Bunge:
    a) Si bien en su entrada “duda” del diccionario de Bunge dice: la duda es el sello del escepticismo. En la entrada “escepticismo” empieza diciendo: La familia de doctrinas de acuerdo con las cuales una parte o todo el conocimiento es dudoso e incluso falso. Con mas detalle, dice Bunge en Crisis y reconstrucción de la filosofía pág. 183, sobre los cinco puntos en que esta de acuerdo los escépticos filosóficos, punto 2: exigencia de datos pertinentes a favor o en contra de cualquier afirmación referente a hechos, de allí la profunda sospecha (cuando no el directo rechazo) de las afirmaciones concernientes a lo sobrenatural y lo paranormal.
    Tu partes de la premisa de que por definición el que niega no es escéptico, y en base a ello planteas tu argumentación, a mi me parece que a veces el uso de las palabras modifica sus definiciones, este puede ser un caso de ello. Por que si nos remontamos a su significado original, dice el Diccionario de filosofía de Ferrater Mora (del que Bunge dijo que era el mejor diccionario de filosofía) en su entrada “escepticismo”: el vocablo “escéptico” significa originariamente “el que mira o examina cuidadosamente”, así tendríamos que si nos atuviéramos a esa definición ni los que dudan ni los que niegan serian escépticos por que ya hacen algo mas que mirar o examinar.
    Ahora bien, estoy de acuerdo contigo en que si en vez de dos términos usáramos tres (afirmación, duda y negación) podríamos precisar mejor nuestras posiciones.
    b) Magufo e ignorante no serian términos despectivos sino descriptivos si son ciertos cuando se aplican, si por magufo entendemos quien ejerce o “investiga” una pseudociencia. Sobre el termino “ignorante” dice Bunge en Elogio de la curiosidad pág. 180:” …no olvidemos la raíz más profunda del pensamiento mágico: la ignorancia de la ciencia y de la técnica”.
    Si alguien me habla del horóscopo y la astrología y yo le llamo ignorante, en este caso ignorante de la ciencia astronómica y es cierto que no sabe nada de astronomía, no lo estoy insultando sino definiendo, ahora bien si me demuestra que conoce todas las objeciones que la astronomía pone a la astrología, pero no las toma en cuenta, entonces no le podre llamar ignorante, le podre llamar irracional, adicto al pensamiento mágico, etc.
    c) Te puedo dar dos ejemplos de criticas de escéptico a escéptico. Gustavo Bueno en Symploké pág. 27 critica a Bunge y Gardner. Yo mismo publiqué en La alternativa racional nº 21 un artículo criticando a Martin Gardner.
    d) Me remito a lo dicho en el punto b.
    e) Dice Bunge en Crisis y reconstrucción de la filosofía pág. 184. “Sin embargo, en todos los tiempos, ciertos escépticos han puesto sobre sus hombros la carga pública de criticar algunos de los delirios y falsedades que se hacen pasar por descubrimientos científicos. Este capítulo constituye un esfuerzo más en esa dirección. Recomiendo a todo aquel que esté interesado en esta empresa consultar las publicaciones Free Inquiry y The Skeptical Inquirer.”
    f) Dice Bunge en Crisis y reconstrucción de la filosofía pág. 191: “ Ni es necesario realizar un solo experimento parapsicológico más para averiguar si, tal vez, una médium extraordinaria puede enviar o recibir mensajes sin medios físicos de ninguna clase: sabemos, gracias a la psicología biológica, que el pensamiento no es una cosa sino un proceso cerebral y, como tal, es tan intransmisible como la digestión o el dolor.”
    Pág. 193: “ Los escépticos no están obligados a perder el tiempo en actividades tan ruinosas como leer la mente o el vudú para saber si éstas funcionan o no.”
    Para finalizar me gustaría hacerte unos comentarios, sino fuera porque comienzas tu texto elogiando a Bunge y negando los fenómenos paranormales, el resto del texto parece más propio de un creyente que de un escéptico. Hay disueltas en tus palabras algo así como una descalificación a todo el movimiento escéptico mundial. Terminas diciendo cosas como “ser escéptico de los ´escépticos´ “ y transformarse en verdaderos pensadores críticos. Me gustaría saber más cosas sobre que es para ti eso.
    Para finalizar te recuerdo por si no lo sabes que Bunge es miembro del CSICOP desde finales de los años 70, organización americana similar a Alternativa Racional a las Pseudociencias, de esta es socio de honor, es también consultor de los escépticos de Quebec. Y que por lo tanto cuando criticas al movimiento escéptico organizado lo debes incluir a el.
    Termino con una frase suya sacada de su artículo ¿Qué son las seudociencias? Publicado en el diario La Nación el 19 de febrero de 2001:
    “ Las seudociencias son como las pesadillas: se desvanecen cuando se las examina a la luz de la ciencia. Pero mientras tanto infectan la cultura y algunas de ellas son de gran provecho pecuniario para sus cultores.”
    Un saludo.

  6. Heri Says:

    Bunge dedica un capítulo muy interesante de su obra a Manuel Sadosky: “Carta a una aprendiza de epistemóloga”.

    Aprendí Cálculo con los famosos libros de Sadosky: Tomo I Derivación, Tomo II Integración. Fue un gran científico argentino, creador del Instituto de Cálculo de la FCEN, UBA.

    Saludos, Heri.

  7. Ho Says:

    Preciamente Fermin Huerta no entendio nada del pseudoescepticismo…. simplemente con esto: “el resto del texto parece más propio de un creyente que de un escéptico.”
    Ni hablar:” Dont feed de troll psedoskeptik”
    ONG=$$$

  8. Ho Says:

    “Los escépticos no están obligados a perder el tiempo en actividades tan ruinosas como leer la mente o el vudú para saber si éstas funcionan o no.”
    MMMM… pero entonces por que tanta farsa con el skeptikal inquirer y sus refritos de lo mismo…
    O la parafernalia de alucine y enajenación para desacreditar lo paranormal.
    Si tanto les vale lo paranormal, lo “seudo” por que no dejan de ir a conferencias, promocionales, …. y mas consumismo ideologico para las masas…..
    Pseudoescéptico = “Spaguettidiota” (Su obsesión con el spaguetti volador)

  9. Ho Says:

    “Magufo e ignorante no serian términos despectivos sino descriptivos si son ciertos cuando se aplican, si por magufo entendemos quien ejerce o “investiga” una pseudociencia.”
    -Bueno si las cosas son así, vale la pena decir que los pseudoescépticos SI son “spaguettidiotas” (algo como piramidiotas). Por tanto usando tu lógica mecanicista, entonces “spaguettidiota” no es un peyorativo. Pues concuerda con las caracteristicas de los pseudoescepticos. Entonces por tanto es valido.

    “Si alguien me habla del horóscopo y la astrología y yo le llamo ignorante, en este caso ignorante de la ciencia astronómica y es cierto que no sabe nada de astronomía, no lo estoy insultando sino definiendo, ahora bien si me demuestra que conoce todas las objeciones que la astronomía pone a la astrología, pero no las toma en cuenta, entonces no le podre llamar ignorante, le podre llamar irracional, adicto al pensamiento mágico, etc”

    – Pero entonces si acordamos nuevamente la lógica falacista y cuadrada: Evidentemente se puede llamar ignorante también a aquellos porfanos de la medicina, la psicología y demás que como Bunge suelen “creer” saber mas, por tanto deducimos que es un mitomano, mentiroso y por demás un ignorante en cuestiones medicas que repite como periquito. No es médico ni psicologo. Pero el falacista pseudoescéptico usara su treta tramposa como: falacia de autoridad. O simplemente afirmara: “que quieres que la gente sea irracional” cuando uno no menciono nada por el estilo.

    Efectivamente vemos que los mismos pseudoescépticos se contradicen. Todo lo que dice Bunge, Popper, Randi, Sagan y demás es verdad. Principio del Dogmatismo…. claro ellos según lo refutaron en el skeptikal o en ARP con argumentos insustanciales.
    Según ellos no son dogmaticos, ¿ustedes les creen? ¿seran capaces de NO mentir? No lo creo son humanos o seran ¿robots?…

  10. Ho Says:

    “Para finalizar te recuerdo por si no lo sabes que Bunge es miembro del CSICOP desde finales de los años 70, organización americana similar a Alternativa Racional a las Pseudociencias, de esta es socio de honor, es también consultor de los escépticos de Quebec. Y que por lo tanto cuando criticas al movimiento escéptico organizado lo debes incluir a el”

    -¡Claro que se incluye!. Este argumento es una falacia de autoridad (si esas falacias que tanto usan los pseudoescépticos).
    Es común que se afirme la supremacia de Mario Bunge con: “tiene un puñado de doctorados”… Esos doctorados solo son Honoris Causa, los cuales no son academicamente validos mas que en un contexto determinado de y para un grupo de personas. Es decir los doctorados Honoris Causa no son por algun descubrimiento genial ni nada por el estilo, son mas de tipo humanista. El Doctor Bunge solo cuenta con un Doctorado real de su carrera.
    ¿Y si consultor que tiene que ver?

  11. Ho Says:

    “Te puedo dar dos ejemplos de criticas de escéptico a escéptico. Gustavo Bueno en Symploké pág. 27 critica a Bunge y Gardner. Yo mismo publiqué en La alternativa racional nº 21 un artículo criticando a Martin Gardner”
    -¿Que tipo de crítica hiciste? Yo diria que mas bien es de pseudoescéptico a pseudoescéptico.

  12. Ho Says:

    En realidad son pocas o nulas las críticas de psueoescépticos a pseudoescépticos. Son como el cometa Halley o como un eclipse lunar.

  13. Fermín Huerta Says:

    Ho:
    Dices:
    “Los escépticos no están obligados a perder el tiempo en actividades tan ruinosas como leer la mente o el vudú para saber si éstas funcionan o no.”
    MMMM… pero entonces por que tanta farsa con el skeptikal inquirer y sus refritos de lo mismo…
    O la parafernalia de alucine y enajenación para desacreditar lo paranormal.
    Si tanto les vale lo paranormal, lo “seudo” por que no dejan de ir a conferencias, promocionales, …. y mas consumismo ideologico para las masas…..”
    Cada organización escéptica tendrá en sus estatutos los principios que regulan su actividad, por ejemplo ARP-SAPC dice:
    “ARP – Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico (ARP-SAPC) impulsa el desarrollo de la ciencia, el pensamiento crítico, la educación científica y el uso de la razón; promueve la investigación crítica de las afirmaciones paranormales y pseudocientíficas desde un punto de vista científico y racional, y divulga la información sobre los resultados de estas investigaciones entre la comunidad científica y el público en general.
    Para el desarrollo de sus objetivos, ARP-SAPC realiza, entre otras, las siguientes actividades:
    ● Mantiene relaciones con otras entidades de fines similares.
    ● Establece convenios con instituciones y organizaciones.
    ● Organiza foros, conferencias y congresos.
    ● Fomenta la investigación y la publicación de estudios sobre las
    materias objeto de su interés.
    ● Informa a la opinión pública sobre los fraudes que pudiesen cometerse
    al amparo de las prácticas pseudocientíficas y asesora al ciudadano
    víctima de esos fraudes.
    ● Mantiene un fondo documental especializado.
    ● Mantiene un equipo de gente interesada en el análisis crítico de lo
    paranormal y los hechos situados en los límites del saber científico,
    fomentando especialmente la investigación sobre fenómenos
    acontecidos en territorio español.
    ● Otorga premios y distinciones como reconocimiento a la labor de
    personas o instituciones que colaboran en la consecución de sus
    fines sociales.
    ARP – SAPC es una entidad sin ánimo de lucro.”
    No estar obligados no quiere decir que lo tengan prohibido.
    Dices:
    “Magufo e ignorante no serian términos despectivos sino descriptivos si son ciertos cuando se aplican, si por magufo entendemos quien ejerce o “investiga” una pseudociencia.”
    -Bueno si las cosas son así, vale la pena decir que los pseudoescépticos SI son “spaguettidiotas” (algo como piramidiotas). Por tanto usando tu lógica mecanicista, entonces “spaguettidiota” no es un peyorativo. Pues concuerda con las caracteristicas de los pseudoescépticos. Entonces por tanto es valido.”
    Naturalmente siguiendo mi “lógica mecanicista” si me defines con una palabra que se ajusta a la actividad que realizo, no lo considerare peyorativo, si consigues definirme “spaguettidiota” de forma que comprenda lo que significa te diré si lo soy o no.
    Dices:
    “Si alguien me habla del horóscopo y la astrología y yo le llamo ignorante, en este caso ignorante de la ciencia astronómica y es cierto que no sabe nada de astronomía, no lo estoy insultando sino definiendo, ahora bien si me demuestra que conoce todas las objeciones que la astronomía pone a la astrología, pero no las toma en cuenta, entonces no le podre llamar ignorante, le podre llamar irracional, adicto al pensamiento mágico, etc.”

    – Pero entonces si acordamos nuevamente la lógica falacista y cuadrada: Evidentemente se puede llamar ignorante también a aquellos porfanos de la medicina, la psicología y demás que como Bunge suelen “creer” saber mas, por tanto deducimos que es un mitomano, mentiroso y por demás un ignorante en cuestiones medicas que repite como periquito. No es médico ni psicologo. Pero el falacista pseudoescéptico usara su treta tramposa como: falacia de autoridad. O simplemente afirmara: “que quieres que la gente sea irracional” cuando uno no menciono nada por el estilo.”
    Evidentemente Bunge no es médico ni psicólogo, es filosofo, una profesión que le obliga a saber de esas y otras profesiones, ¿o es que de medicina y psicología solo pueden opinar los licenciados en esas disciplinas? La cuestión no es conocer de que eres licenciado para saber de que puedes opinar, sino si esas “opiniones” están fundamentadas o no, y para eso hay que leer sus libros y artículos y después juzgar, y esto lo pueden hacer libremente los licenciados respectivos como de hecho ocurre frecuentemente.
    Dices:
    “Efectivamente vemos que los mismos pseudoescépticos se contradicen. Todo lo que dice Bunge, Popper, Randi, Sagan y demás es verdad. Principio del Dogmatismo…. claro ellos según lo refutaron en el skeptikal o en ARP con argumentos insustanciales.
    Según ellos no son dogmaticos, ¿ustedes les creen? ¿seran capaces de NO mentir? No lo creo son humanos o seran ¿robots?…”
    Si los vas a llamar dogmáticos entonces nos podemos ahorrar el termino pseudoescépticos.
    Dices:
    “Para finalizar te recuerdo por si no lo sabes que Bunge es miembro del CSICOP desde finales de los años 70, organización americana similar a Alternativa Racional a las Pseudociencias, de esta es socio de honor, es también consultor de los escépticos de Quebec. Y que por lo tanto cuando criticas al movimiento escéptico organizado lo debes incluir a el”

    -¡Claro que se incluye!. Este argumento es una falacia de autoridad (si esas falacias que tanto usan los pseudoescépticos).
    Es común que se afirme la supremacia de Mario Bunge con: “tiene un puñado de doctorados”… Esos doctorados solo son Honoris Causa, los cuales no son academicamente validos mas que en un contexto determinado de y para un grupo de personas. Es decir los doctorados Honoris Causa no son por algun descubrimiento genial ni nada por el estilo, son mas de tipo humanista. El Doctor Bunge solo cuenta con un Doctorado real de su carrera.
    ¿Y si consultor que tiene que ver?”
    No pretendía dar esa información como argumento de autoridad sino para que Luis supiese que Bunge era un escéptico (o pseudoescéptico) MILITANTE.
    Dices:
    “Te puedo dar dos ejemplos de criticas de escéptico a escéptico. Gustavo Bueno en Symploké pág. 27 critica a Bunge y Gardner. Yo mismo publiqué en La alternativa racional nº 21 un artículo criticando a Martin Gardner”
    -¿Que tipo de crítica hiciste? Yo diria que mas bien es de pseudoescéptico a pseudoescéptico.
    En realidad son pocas o nulas las críticas de psueoescépticos a pseudoescépticos. Son como el cometa Halley o como un eclipse lunar.”
    Por si no has leído mi artículo crítico con Gardner lo he incluido recientemente como comentario a una entrada titulada Adiós a Martin Gardner en el blog
    http://razonatea.blogspot.com/
    Luis argumentaba que NUNCA había critica de escéptico a escéptico y yo le ponía 2 ejemplos que demostraban que había ALGUNA critica, que sean pocas no te lo discuto.
    Toda esta historia viene de la frase de Luis:
    “a)Los “escépticos” de lo paranormal, no dudan de ello sino que niegan su existencia. Luego, por definición, no serían escépticos sino pseudoescépticos (al hacerse pasar por escépticos, cuando no lo son). (No critico que se niegue de lo paranormal, sino que denuncio la impropiedad con la que usan el término escéptico).”
    A lo que yo le respondí:
    “Ahora bien, estoy de acuerdo contigo en que si en vez de dos términos usáramos tres (afirmación, duda y negación) podríamos precisar mejor nuestras posiciones.”
    Dice Bunge en Crisis y reconstrucción de la filosofía, pág. 203:
    “El escéptico razonable suspende su creencia sólo mientras el problema que tiene entre manos merece ser investigado, porque las pruebas disponibles a favor o en contra de la hipótesis en cuestión no son concluyentes. Pero si la hipótesis en cuestión es teóricamente plausible, además de poseer un fuerte apoyo empírico, el investigador la declara verdadera, al menos como una buena aproximación y provisoriamente, y se dedica a otro problema.”
    Quizás si merecemos otro nombre que no sea “escépticos” aquellos que negamos lo paranormal.
    Un saludo.

  14. Ho Says:

    Zeteticismo vs escepticismo (pseudoescéoticismo). Asi lo abordaremos ahora.
    Un Zetetico no es nignún magujo ni ningún spaguettidiota. No son los extremos de la moneda.

  15. Ho Says:

    “Cada organización escéptica tendrá en sus estatutos los principios que regulan su actividad, por ejemplo ARP-SAPC dice:
    “ARP – Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico (ARP-SAPC) impulsa el desarrollo de la ciencia, el pensamiento crítico, la educación científica y el uso de la razón; promueve la investigación crítica de las afirmaciones paranormales y pseudocientíficas desde un punto de vista científico y racional, y divulga la información sobre los resultados de estas investigaciones entre la comunidad científica y el público en general.”

    -Perdona ¿cual investigación?
    -Es solo una organización lucrativa.

    “No estar obligados no quiere decir que lo tengan prohibido.”

    -¿?

    “Naturalmente siguiendo mi “lógica mecanicista” si me defines con una palabra que se ajusta a la actividad que realizo, no lo considerare peyorativo, si consigues definirme “spaguettidiota” de forma que comprenda lo que significa te diré si lo soy o no.”

    -No se trata de si tu consideras que lo eres, lo has demostrado lo suficiente. Pastafarian.

    “Evidentemente Bunge no es médico ni psicólogo, es filosofo, una profesión que le obliga a saber de esas y otras profesiones, ¿o es que de medicina y psicología solo pueden opinar los licenciados en esas disciplinas? La cuestión no es conocer de que eres licenciado para saber de que puedes opinar, sino si esas “opiniones” están fundamentadas o no, y para eso hay que leer sus libros y artículos y después juzgar, y esto lo pueden hacer libremente los licenciados respectivos como de hecho ocurre frecuentemente.”

    -El hecho de que lo oblige a saber de tal o cual disciplina no lo hace inmunea cometer errores.
    -Es evidente que es lo mejor que sean licenciados, por que saben lo que estudiaron.
    -Perdona pero los pseudoescépticos muchas vece juzgan trabajos sin siquiera ser expertos, sin siquiera saber lo minímo de anatomia.

    “Si los vas a llamar dogmáticos entonces nos podemos ahorrar el termino pseudoescépticos.”

    -Nop, va ligado, eso de ahorra dejaló a la navaja de Occam.

    Dices:
    “Para finalizar te recuerdo por si no lo sabes que Bunge es miembro del CSICOP desde finales de los años 70, organización americana similar a Alternativa Racional a las Pseudociencias, de esta es socio de honor, es también consultor de los escépticos de Quebec. Y que por lo tanto cuando criticas al movimiento escéptico organizado lo debes incluir a el”

    “No pretendía dar esa información como argumento de autoridad sino para que Luis supiese que Bunge era un escéptico (o pseudoescéptico) MILITANTE.”

    -Es una falacia de autoridad lo consideres o no.
    -No pretendias, pero esta ahí.
    -Si Bunge es un escéptico, los que no lo son: los blogeros..

    “Luis argumentaba que NUNCA había critica de escéptico a escéptico y yo le ponía 2 ejemplos que demostraban que había ALGUNA critica, que sean pocas no te lo discuto.
    Toda esta historia viene de la frase de Luis:
    “a)Los “escépticos” de lo paranormal, no dudan de ello sino que niegan su existencia. Luego, por definición, no serían escépticos sino pseudoescépticos (al hacerse pasar por escépticos, cuando no lo son). (No critico que se niegue de lo paranormal, sino que denuncio la impropiedad con la que usan el término escéptico).”
    A lo que yo le respondí:
    “Ahora bien, estoy de acuerdo contigo en que si en vez de dos términos usáramos tres (afirmación, duda y negación) podríamos precisar mejor nuestras posiciones.”
    Dice Bunge en Crisis y reconstrucción de la filosofía, pág. 203:
    “El escéptico razonable suspende su creencia sólo mientras el problema que tiene entre manos merece ser investigado, porque las pruebas disponibles a favor o en contra de la hipótesis en cuestión no son concluyentes. Pero si la hipótesis en cuestión es teóricamente plausible, además de poseer un fuerte apoyo empírico, el investigador la declara verdadera, al menos como una buena aproximación y provisoriamente, y se dedica a otro problema.”
    Quizás si merecemos otro nombre que no sea “escépticos” aquellos que negamos lo paranormal.
    Un saludo.

    -Si estoy de acuerdo, su nombre es: neopositivistas.
    Es mas pueden quedarse con psueudoesceptico, yo mejor me considero Zetético.

  16. Fermín Huerta Says:

    HO:
    Preguntas: “-Perdona ¿cual investigación?”.
    Repasa los índices de El Escéptico y de La Alternativa Racional y lo sabrás.
    Dices: -Es solo una organización lucrativa.
    No pertenezco a la organización, solo soy suscriptor de la revista, pero para mi y visto desde fuera te diría dos cosas: Primera, su labor no tiene precio ni serán nunca justamente recompensados por ella, y segunda, seguramente pierden dinero con esta actividad.
    Dices:” “No estar obligados no quiere decir que lo tengan prohibido.”
    -¿?”.
    Viene de aquí:
    “Los escépticos no están obligados a perder el tiempo en actividades tan ruinosas como leer la mente o el vudú para saber si éstas funcionan o no.”
    MMMM… pero entonces por que tanta farsa con el skeptikal inquirer y sus refritos de lo mismo…”
    No estar obligado a hacer algo no quiere decir tener prohibido hacerlo. ¿Lo entiendes ahora?
    Me llamas Pastafarian y gracias a esa palabra he podido descifrar un poco lo de “spaguettidiota”,
    Te lo copio por si no lo sabes:
    “Aunque el culto es realmente una parodia que realizó Henderson en una carta abierta al Departamento de Educación de Kansas, ha logrado una gran difusión en internet y tiene numerosos seguidores. Con la misiva, Henderson pretendía quejarse de la inclusión de la Teoría de la Creación en las clases de ciencias, junto con la Teoría Evolutiva de Darwin, y solicitaba que también se incluyera su religión FSM en las clases.”
    Dices: “-El hecho de que lo obligue a saber de tal o cual disciplina no lo hace inmunea cometer errores.”
    Completamente de acuerdo contigo.
    Dices: “-Es evidente que es lo mejor que sean licenciados, por que saben lo que estudiaron.”
    Completamente de acuerdo contigo.
    Dices: “-Perdona pero los pseudoescépticos muchas vece juzgan trabajos sin siquiera ser expertos, sin siquiera saber lo mínimo de anatomía.”
    No se que pseudoescépticos lees tu, los que leo yo si son expertos de lo que hablan.
    Dices: “-Es una falacia de autoridad lo consideres o no.
    -No pretendías, pero esta ahí.”
    Al igual que Bunge opino que el argumento de autoridad no da razones y, por consiguiente no puede persuadir a un racionalista.
    Suerte con tu Zeteticismo, entendido como:
    “El Zeteticismo es la aproximación crítica, no dogmática, pero con mente abierta y curiosa sobre diversos fenómenos, teorías e hipótesis no ortodoxas dentro de la ciencia. El zetético busca examinar objetivamente la mejor evidencia que puedan ofrecer esas teorías heterodoxas y frecuentemente es crítico de las posiciones dogmáticas y de los pseudo-escépticos profesionales por lo cual el zetético con razón es considerado el ¨escéptico de los escépticos¨.”
    Te respondo con dos frases de Bunge de dos libros cuya lectura te recomiendo:
    Seudociencia e ideología pág. 59:
    “La duda es un punto de partida o una etapa de tránsito, no de llegada”
    Racionalidad y realismo pág. 18:
    “Vivimos, y a menudo morimos, animados por nuestras creencias, no por nuestras dudas o críticas.”
    Para terminar, no me considero neopositivista, sino materialista.
    Un saludo.

  17. Ho Says:

    Fernando:
    “Repasa los índices de El Escéptico y de La Alternativa Racional y lo sabrás.”
    *Si te refieres a el escepticismo científico, de científico no tiene nada, es una epistemología y punto.
    “No pertenezco a la organización, solo soy suscriptor de la revista, pero para mi y visto desde fuera te diría dos cosas: Primera, su labor no tiene precio ni serán nunca justamente recompensados por ella, y segunda, seguramente pierden dinero con esta actividad.”
    *No pierden dinero, es similar a argumentar que por ejemplo: Greenpeace pierde dinero, aunque si lo hace, eso se copena con ganacias. Volviendo al tema, suelen obtener mayores ingresos en la actualidad que lo que mismo que critícan.
    “No estar obligado a hacer algo no quiere decir tener prohibido hacerlo. ¿Lo entiendes ahora?”
    *¿Entonces por que tratar de prohibir lo demás?
    “Me llamas Pastafarian y gracias a esa palabra he podido descifrar un poco lo de “spaguettidiota”,
    Te lo copio por si no lo sabes:
    “Aunque el culto es realmente una parodia que realizó Henderson en una carta abierta al Departamento de Educación de Kansas, ha logrado una gran difusión en internet y tiene numerosos seguidores. Con la misiva, Henderson pretendía quejarse de la inclusión de la Teoría de la Creación en las clases de ciencias, junto con la Teoría Evolutiva de Darwin, y solicitaba que también se incluyera su religión FSM en las clases.”
    *Hecho.
    “No se que pseudoescépticos lees tu, los que leo yo si son expertos de lo que hablan.”
    -Generalmente los de los Blogs, James Randí, Richard Dawkins, entre otros no son expertos precisamente.
    *Al igual que Bunge opino que el argumento de autoridad no da razones y, por consiguiente no puede persuadir a un racionalista.
    *El pseudoescpeticismo lo suele usar al igual que el fundamentalista religioso.
    Suerte con tu Zeteticismo, entendido como:
    “El Zeteticismo es la aproximación crítica, no dogmática, pero con mente abierta y curiosa sobre diversos fenómenos, teorías e hipótesis no ortodoxas dentro de la ciencia. El zetético busca examinar objetivamente la mejor evidencia que puedan ofrecer esas teorías heterodoxas y frecuentemente es crítico de las posiciones dogmáticas y de los pseudo-escépticos profesionales por lo cual el zetético con razón es considerado el ¨escéptico de los escépticos¨.”
    *Ah bueno, gracias.
    Te respondo con dos frases de Bunge de dos libros cuya lectura te recomiendo:
    Seudociencia e ideología pág. 59:
    “La duda es un punto de partida o una etapa de tránsito, no de llegada”
    Racionalidad y realismo pág. 18:
    *Precisamente, si es un punto de transito, se debe atravesar y no quedarse con lo que Bunge dijo.
    “Vivimos, y a menudo morimos, animados por nuestras creencias, no por nuestras dudas o críticas.”
    *Esa frase es aplicable hasta para el pseudoescepticismo.
    “Para terminar, no me considero neopositivista, sino materialista.
    Un saludo.”

  18. Fermín Huerta Says:

    Ho:

    Primero de todo, me llamo Fermín no Fernando.

    Dices:

    “Repasa los índices de El Escéptico y de La Alternativa Racional y lo sabrás.”
    *Si te refieres a el escepticismo científico, de científico no tiene nada, es una epistemología y punto.

    Estábamos hablando de: “la investigación crítica de las afirmaciones paranormales y pseudocientíficas desde un punto de vista científico y racional”. Y yo te remitía a los índices para que vieras los ejemplos de esa labor.

    Dices:

    *No pierden dinero, es similar a argumentar que por ejemplo: Greenpeace pierde dinero, aunque si lo hace, eso se copena con ganacias. Volviendo al tema, suelen obtener mayores ingresos en la actualidad que lo que mismo que critícan.

    Finalmente el tema de si pierden o ganan dinero con su labor es una cuestión empírica que solo ellos mismos pueden solventar, nuestros pareceres respectivos y contrapuestos son incapaces de solucionar el problema sin contrastar con las fuentes a debate.

    Dices:

    “No estar obligado a hacer algo no quiere decir tener prohibido hacerlo. ¿Lo entiendes ahora?”
    *¿Entonces por que tratar de prohibir lo demás?

    ¿Quién habla de prohibir nada?

    Dices:

    “No se que pseudoescépticos lees tu, los que leo yo si son expertos de lo que hablan.”
    -Generalmente los de los Blogs, James Randí, Richard Dawkins, entre otros no son expertos precisamente.

    En algunos temas de los que hablan si son expertos. Habría que especificar.

    Dices:

    *Al igual que Bunge opino que el argumento de autoridad no da razones y, por consiguiente no puede persuadir a un racionalista.
    *El pseudoescpeticismo lo suele usar al igual que el fundamentalista religioso.

    El escepticismo es justo lo contrario que el fundamentalismo religioso.

    Dices:

    “La duda es un punto de partida o una etapa de tránsito, no de llegada”
    *Precisamente, si es un punto de transito, se debe atravesar y no quedarse con lo que Bunge dijo.

    Mezclas cosas que no tienen nada que ver. La duda es lo transitable no lo que Bunge dice.

    “Vivimos, y a menudo morimos, animados por nuestras creencias, no por nuestras dudas o críticas.”
    *Esa frase es aplicable hasta para el pseudoescepticismo.

    Claro que es aplicable, como que esta dicha por un pseudoescéptico (usando tu terminología).

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: